Fiat y su SUV ya tienen nombre

El nuevo SUV de Fiat que llegará a Argentina finalmente se llamará Pulse

Se conoció el resultado definitivo que tuvo la votación para ponerle el nombre al nuevo SUV de Fiat. Pulse fue quien se impuso por sobre Domo y Tuo. A fines de año llegará a Argentina. En poco tiempo el mercado argentino automotriz tendrá un nuevo integrante dentro del segmento de los SUV, su nombre es […]

Se conoció el resultado definitivo que tuvo la votación para ponerle el nombre al nuevo SUV de Fiat. Pulse fue quien se impuso por sobre Domo y Tuo. A fines de año llegará a Argentina.

En poco tiempo el mercado argentino automotriz tendrá un nuevo integrante dentro del segmento de los SUV, su nombre es Pulse y arribará de la mano de Fiat. Esta es la denominación definitiva del vehículo que se llamaba hace pocos días Proyecto 363. La votación del público fue la que eligió esta opción por sobre Domo y Tuo.

El Pulse es el nuevo SUV para el segmento B, uno de los más competitivos de la actualidad, que fabrica Fiat en Brasil. Este vehículo tiene a septiembre como fecha estimativa de presentación en el país vecino y poco tiempo después llegará a Argentina. Allí se conocerá el precio del mismo y toda la gama que la forma. En valor se posicionará por arriba del Argo y Cronos.

De estos dos autos toma varios elementos el Fiat Pulse aunque su plataforma para su producción no es la misma. La arquitectura de Pulse se llama MLA y tendría más seguridad que la MP del Argo y Cronos. Tendrá refuerzos estructuras que permiten una mejor absorción en un posible impacto fuerte.

Otras características que le da esta plataforma al Fiat Pulse son los muelles y los amortiguadores de suspensión, loa cuales se renuevan para favoreces el comportamiento dinámico del vehículo. Esto va a permitir mejores respuestas en la maniobras brucas y también a alta velocidad.  En esto cumple un rol clave también la nueva dirección asistida eléctricamente.

En cuanto al motor, hay que decir que la opción 1.3 litros de 99 caballos de fuerza acoplado a una caja manual de circo marchas o automática CVT estará disponible en las opciones más accesibles. En tanto las tope de gama llevarán un impulsor 1.0 naftero turbo con tres cilindros y 125 caballos de fuerza. Este impulsor, el cual se usará para otros modelos de Stellantis, es totalmente nuevo y también se fabrica en Brasil.

En cuanto al interior, hay que hablar de la comodidad y se sabe ya que los asientos serán más grandes que los del Argo y Cronos, esto permitirá que el vehículo cuenta con airbags laterales delanteros y de tórax. Eso supondría un avance en materia de seguridad pasiva frente al hatchback y al sedán, que cuentan con apenas dos bolsas de aire en toda la gama.

En cuanto el diseño se destaca por contar con una carrocería bicolor (tiene el techo en negro), protecciones en toda la zona baja de la carrocería, barras de techo, doble salida falsa de escape, llantas de aleación, luces de Led y el nuevo logo de la automotriz en el centro de la parrilla, de gran protagonismo en el sector frontal.